-------------

Blog

OCASO

 

 

OCASO

 

Los viejos no hacen desaires,

solo se corren a un lado;

se absorben en su nostalgia,

se apartan hacia el olvido.

Son un mueble en una esquina

de la sala de tu casa,

son tan solo el diván lento

con su lento caminar.

 

Son ya lo que va quedando

de los esfuerzos de otrora,

son el fruto ya olvidado,      

fruto que ya se desecha.

 

El velado saldo de sus ojos,

ante el ocaso nos llama;

no sospechan lo que encienden

con guijarros por palabras.

POEMA GANADOR DE UN PREMIO

EN EL CONCURSO LITERARIO DE LA ASOCIACIÓN

GERONTOLÓGICA COSTARRICENSE, 2014

Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

¡Tienes que ser miembro de "UniVersos Literarios" para agregar comentarios!

Join "UniVersos Literarios"

Comentarios

This reply was deleted.