-------------

Blog

LA VISITA

 

 

 

Del viento me parece que has llegado,

caprichoso rescoldo del destino.

No me acuerdo si yo te había llamado,

si fuiste tropezadamente niño.

 

Tengo en mi mano un puñado de tierra,

que moldea mi pecho desandado

y a mi llanto que sale de la hoguera,

deshojando una flor, ya desbordado.

 

No quiero mirar tus ojos aún proscritos…

prefiero remontar el arcoíris

con sus lentos colores imprevistos.

 

Tirar la tierra que en mis manos tengo,

cubrir tu cuerpo casi disecado,

con lo poco que poseo, yo me avengo.

 

 

Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

¡Tienes que ser miembro de "UniVersos Literarios" para agregar comentarios!

Join "UniVersos Literarios"

Comentarios

  • Interesante. Me gustó

  • Bello poema, amiga Cecilia, un fuerte abrazo

This reply was deleted.