-------------

Blog

EL RATÓN QUE SABÍA IDIOMAS

http://retazos-y-retozos.blogspot.com.es/2017/01/el-raton-que-sabia-idiomas.html

–Papa, papá. ¿Dónde estás?

–Chiss. Calla hijo, calla…
–Pero, ¿qué haces entre tanto cacharro de cristal, papi? Y encima te has teñido el pelo de rojo. ¡Un gato rojo! Jajaja…
–¿Teñido? Si tú supieras… Pero calla de una vez que viene el ama y se va a dar cuenta. Vete a tu cesta. Ya hablaremos.
–Pero Papi… ¿Y el gato de cristal?
–¿Ese? Pregúntale al ratón que vive en la despensa. El puñetero, además de sinvergüenza sabe idiomas…
–Cuenta, cuenta, papi…
–Nada más irse el ama al mercado, oigo maullar en el salón a un gato forastero, me planto aquí a echar a la calle al intruso, veo un bote de pintura roja en el suelo, me acerco y cuando menos me lo espero oigo un maullido en la estantería, miro hacia arriba y en ese instante me cae el gato de cristal encima. Salto, el gato se hace trizas y el ratón, maullando a voz en grito, se larga a la despensa.
–¿Y te caíste en el bote?
–No, hijo, no… esa fue la solución hasta que encuentre otra. Me teñí de rojo, lamí la pintura restante hasta dejar el suelo como los chorros del oro y escondí los cristales debajo del mueble…
–¿Y te vas a quedar ahí para siempre?
–No, hijo, no. Hasta que no venga esta noche el amo borracho como una cuba esto es lo que hay.
Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

¡Tienes que ser miembro de "UniVersos Literarios" para agregar comentarios!

Join "UniVersos Literarios"

Comentarios

  • Shalom amigazo

  • Ja,ja,ja...ahí  te  dejo  copiado  el  texto  que  escribiste  para  que  puedan  leerlo  en  el  lugar  adecuado.  Las  risas  son  porque  me  gustó  el  relato  de  ese pobre  gato¡¡  ja,ja,ja

    Gracias  por  compartirlo

    Un  abrazo,  Manuel

  • Buena historia, vale, abrazos

  • raro, porque funcionaba... lo dejo enterito

  • –Papa, papá. ¿Dónde estás?
    –Chiss. Calla hijo, calla…
    –Pero, ¿qué haces entre tanto cacharro de cristal, papi? Y encima te has teñido el pelo de rojo. ¡Un gato rojo! Jajaja…
    –¿Teñido? Si tú supieras… Pero calla de una vez que viene el ama y se va a dar cuenta. Vete a tu cesta. Ya hablaremos.
    –Pero Papi… ¿Y el gato de cristal?
    –¿Ese? Pregúntale al ratón que vive en la despensa. El puñetero, además de sinvergüenza sabe idiomas…
    –Cuenta, cuenta, papi…
    –Nada más irse el ama al mercado, oigo maullar en el salón a un gato forastero, me planto aquí a echar a la calle al intruso, veo un bote de pintura roja en el suelo, me acerco y cuando menos me lo espero oigo un maullido en la estantería, miro hacia arriba y en ese instante me cae el gato de cristal encima. Salto, el gato se hace trizas y el ratón, maullando a voz en grito, se larga a la despensa.
    –¿Y te caíste en el bote?
    –No, hijo, no… esa fue la solución hasta que encuentre otra. Me teñí de rojo, lamí la pintura restante hasta dejar el suelo como los chorros del oro y escondí los cristales debajo del mueble…
    –¿Y te vas a quedar ahí para siempre?
    –No, hijo, no. Hasta que no venga esta noche el amo borracho como una cuba esto es lo que hay.
  • FUI AL LINK Y ENCONTRÉ RESEÑAS SOBRE LA LITERATURA INFANTIL DE VENEZUELA, pero no corresponde creo a lo que querías ocmpartir, abrazos

This reply was deleted.