-------------
Hector Cediel Guzmàn posted a status
31 de Jul. de 2016
Palabras sobre el nudismo SOBRE EL NUDISMO. POEMAS MODELAJE Y MODELOS


Como amante de los versos, de las cartas de amor o del género epistolar, del arte y en especial de la pintura o dibujo de la figura humana, fue y es inevitable, el incursionar en el mal llamado erotismo, ya que toda expresión amorosa lo debe llevar implícito en su alma o bajo su piel y por ende, en el nudismo.
Cuando nos enamoramos del amor, es imposible o sería necio, el considerar por separado al amor y a la belleza, del deseo sensual o a las expresiones naturales del instinto, de nuestros sentidos y sentimientos.
Desafortunadamente nuestra cultura contemporánea, connota y denota a nuestra sexualidad, incluyendo desafortunadamente al cuerpo humano, más con el acto sexual físico y sus proyecciones o manifestaciones, quizás por la manipulación económica que se le da al cuerpo. Freud lo relaciona con todo lo que emana nuestra zona líbica, relacionada con el sexo y el amor erótico. El adjetivo erótico nos permite clasificar a los temas que abordamos, dependiendo del sustantivo. Por eso hablamos de arte erótico, fotografía erótica, pintura erótica, poesía erótica, literatura erótica, moda erótica, etc. Sin embargo, dependiendo de los conceptos o escalas de valores de las personas o comunidades, la cultura permite descodificar a las imágenes o conceptos, considerados eróticos. Una misma imagen puede ser para unos algo picante, travieso, soez, obsceno o pornográfico. Es imposible establecer patrones para catalogar algo erótico o pornográfico, ya que cada persona posee su propia óptica a nivel de generador o receptor de imágenes. No creo que el erotismo se quede en la piel o en los mensajes que emanan de la epidermis y la pornografía en las imágenes de las relaciones sexuales, ya que un artista no solo puede ver, sino expresar algo bello, de algo que sin ese toque de magia creativa, pasaría a ser algo grotesco, desagradable o pornográfico.
Tampoco creo en la ingenuidad de esos amores castos y románticos, que sublimizan la sensualidad, ya que una buena metáfora le aporta belleza al erotismo y un verso fallido, transforma a un texto no válido, en pornográfico. Lo mismo se puede aplicar a todas las artes o expresiones en donde esté involucrado el cuerpo humano.
Desafortunadamente, al comercializarse el sexo o el cuerpo como un elemento mercantil, y al tener que responder la sensualidad y el amor a patrones o requerimientos del consumismo, se han creado y se generan permanentemente productos para ese voyerismo que se ha institucionalizado, esclavizando a las personas desde edades muy tempranas a un consumismo sexo-amor. Inclusive vemos que las mismas asociaciones internacionales nudistas, para poderse financiar, desarrollar o sobrevivir, están desarrollando material para venderlo, a sabiendas que mucho será demandado por personas no practicantes del nudismo.
Los patrones culturales con los que hemos sido educados, han hecho que nuestras tempranas o primeras incursiones en el sexo o nudismo, sean maliciosas y por ende, ese velo o sensación de pecado, genera áreas de oscurantismo o bloqueos, para aceptar nuevas opciones con libertad. Lo que es bueno o malo, será clasificado de acuerdo a esas escalas de valores que se posean, respecto al bien o al mal, incluyendo a nuestros mentores, ya sean maestros o padres e inclusive orientadores religiosos. Es indiscutible que somos fruto de la educación o ejemplos que percibimos. La percepción y la actitud frente a la desnudez o al nudismo de un niño o persona latinoamericana, será muy diferente a la de una persona nórdica o africana, que haya convivido o compartido estados o momentos de desnudez colectiva.
La desnudez fue y debería ser un estado natural, compartido en ciertos momentos u ocasiones. Es absurdo asociar a la palabra nudismo, como una práctica o manifestación de protesta por grupos, que desean expresarse con plena libertad, o exigir su derecho a estar desnudos o para cualquier otro motivo de protesta. Es como decir: Si no desean que los avergüence públicamente a nivel local, nacional o internacional, escúchenme o escúchennos. Es natural que existan choques psico-morales, cuando personas por falta de autoestima, pobres en autoimagen corporal o por culpa del morbo sexual, impiden aceptar o rechazan al desnudo como algo natural. Por eso la mujer piensa en la edad, estrías, senos pequeños o caídos… gorditos… cicatrices y el hombre, en el ir a tener una erección en público o en el tamaño de su pene, frente a otros participantes. El nudismo en ningún momento tiene carácter de provocación sexual y si se da, quizás es una respuesta natural del instinto, ya que tampoco podemos negar nuestras raíces animales o naturales. Desafortunadamente nuestros ordenamientos jurídicos, están viciados o influenciados por religiones castradoras, generando deformaciones culturales que nos impidieron continuar o exhibir en plenitud nuestros cuerpos. Para personas tímidas o anquilosadas en miedos o tabúes absurdos y necesarios por vencer, el participar en eventos o grupos nudistas, es la opción más aconsejada. El nudismo virtual puede ser una opción de iniciación, ya que es una práctica novedosa que toma fuerza culturalmente día a día, gracias a las modas que imponen el internet, así la censuremos hoy en día, pero que toma fuerza a velocidades alarmantes. Es absurda la censura de Facebook a las fotos, pero permite links y promoción de páginas porno pagas o de material manipulado por ellos. Los “medios de descomunicaciòn” día a día son más virtuales, hay hasta un noticiero nudista con “strip tease” por presentadora, pago… y las 800 principales páginas de porno que ubican los buscadores de búsqueda son y pertenecen a unas pocas de las empresas líderes de internet, que les generan unas 80.000 a 100.000 registros diarios con un promedio de pago de 50 a 100 dólares diarios… por eso, el mercado latino no es representativo o significativo para ellos… aunque en Brasil y argentina han concentrado la producción y manipulación de estas páginas reencauchadas unas con otras… el problema es posicionar o generar una comunidad fidelizada… y por eso, ellos “generosamente” ofrecen suministrarle todo tipo de material y ser sus aliados estratégicos.
El vestido se ha convertido en un disfraz que ajustamos a las ocasiones. Muchas veces deducimos sobre el modo de ser, de actuar, de pensar, sobre el nivel cultural o socio económico de una persona, simplemente por los mensajes que nos expresan estos disfraces. El vestido nos ha hecho falsos, ruines y hasta mentirosos. Hasta las marcas nos encasillan en fenotipos estereotipados por las culturas. Usted no usa una loción o perfume por azar… usted inconscientemente busca confundir a otros sentidos y hasta confunde sus propios sentidos, con o por esa mezcla que genera la publicidad y los aromas estereotipados por patrones culturales contemporáneos.
El cuerpo humano expresa la armonía y la belleza de la naturaleza. Si escribimos, leemos o pintamos completamente desnudos, las sensaciones serán muy diferentes. El cuerpo estéticamente es bello, pero hemos asesinado casi todas las opciones para contemplarlo y disfrutarlo. Hemos castrado por generaciones la opción de contemplar y gozarnos la belleza natural de los cuerpos. Hemos satanizado al desnudo humano, porque las normas sociales y religiosas son represivas, obtusas, obscuras. El hombre debe aceptar los puntos represivos que le impone la “suciedad”, para poder convivir en “libertad” dentro de ella.
La revista Argentina Nudelot (revistanudelot.com.ar), simboliza los espacios que abre o los que se deben abrir, para que el hombre comparta en estado natural. Observando imágenes de la cultura griega, egipcia o romana, vemos que la desnudez permite hasta del disfrutar de una sexualidad más plena y libre, con testimonios o expresiones menos sublimadas, menos fantasiosas. Como amante de los versos, me apena que muchas personas, principalmente las poetas o poetisas, conviertan a la poesía erótica o amorosa en masturbaciones literarias, o expresiones que salen tímidamente del oscurantismo, hacia la luz.
El nudismo y por ende, las historias fantásticas de Nudelot que se publican en la revista anteriormente citada, expone como el nudismo nace en los monasterios de la edad media, como herencia de las culturas citadas anteriormente, porque influyeron en las prácticas de ceremonias íntimas, en las que se practicaba el nudismo alrededor de ritos de comidas y bebidas. La bebida siempre ha influido para distenciones o miedos, frente a tabús y es absurdo, que el nudismo solo se pueda disfrutar en una “clandestinidad íntima” en muchos eventos contemporáneos.
Al finalizar la edad media se constituyen las primeras organizaciones nudistas en la Europa occidental, con los “hermanos del espíritu libre”, cuyo lema era: “Quien lleva vestidos, no tiene libertad”. Quitarse las vestimentas desde entonces, se asume como un acto de liberación, un ritual de purificación, algo así como una rehabilitación de la carne y del espíritu. No importa la edad que usted tenga, viva la sensación de disfrutar completamente desnudo o desnuda del mar, de un rio, del bosque, de un evento nudista… deje que el viento le acaricie, viva ese despertar, disfrute de ese resucitar, vea como puede gozar sin malicia de la belleza de otros cuerpos y permita que le observen sin sonrojarse al sentirse observado u observada… olvídese de cicatrices… estrías o gorditos…
¿Cómo pudieron cubrir con hojas de parra hechas en zinc, las partes pudibundas de los desnudos que pintó Miguel Ángel en la capilla Sixtina? ¿Influiría el pintar o esculpir desnudo, en su obra?
El renacimiento y las filosofías de la revolución francesa, le reconocen y le retornan al desnudo humano, esa categoría estética que personifica la belleza.
En el siglo XX, los campos nudistas rompieron los esquemas puritanos en algunas sociedades. Las artes como la literatura, poesía y pintura, luego con la fotografía, el cine, la televisión, el video y los medios modernos como la informática o el internet, le han aportado un abanico de medios para la liberación al hombre de tabúes y prejuicios, exaltando la belleza del cuerpo. Día a día se disipa más ese halo pecaminoso con el que se estigmatizo al desnudo, durante tanto tiempo.
Por medio de este texto, invito a un acercamiento con espíritu abierto y sin perjuicios a la belleza del cuerpo humano.
Personalmente opino, que el hablar de arte erótico, poesía erótica, fotografía erótica, estigmatiza al estado natural del amor, de la sensualidad. No se puede separar algo que es intrínseco, el uno al otro. Invito a quienes no conozcan a la revista virtual NUDELOT, a que la visiten y se registren; así como a la página sobre erotismo eldivanrojo.com, donde hay links muy interesantes e inclusive en la revistaojos.com hay material de alta calidad estética, pero etiquetado bajo un espectro de erotismo.
Quienes deseen leer o conocer algunos de mis textos o compartir material relacionado con esta temática y que deseen recibir sin costo alguno, inclusive con autorización para publicar o divulgar entre sus amistades o ser traducidos, aquellos que se consideren válidos, me pueden escribir a hectorcediel@gmail.com

Con aprecio, Héctor Cediel Guzmán


Dibujando Modelos

Dulces ternuras de hermosos paisajes naturales
Atrapan poco a poco con su red y sensualidad:
miradas voyeristas que se deslizan y fijan impetuosas,
sobre sus pieles. Apresando versos de imágenes traspiradas.

Cuellos doblados, miradas perdidas, somnolientas,
cuerpos abandonados, escorzos sin ataduras a mojones,
reposan solaces frente a miradas inquietas, rapaces de detalles.
Imaginadas sin impudicia cual Sílfides, Ninfas, diosas o simples modelos

Vibran los colores sobre la paleta. Muere el deseo y la malicia.
Surge el encanto cautivador de la naturaleza viva.
Efectos de luz bañan sus cuerpos con altos contrastes y sombras,
patinándolos con el dorado tropical de los frutos y aromas a vida.

Nos embelesan poses artísticas que resaltan la belleza
Apacibles nos entregan aromas y expresiones de sus almas
El inquieto carboncillo intenta plasmar un mar de armonías,
de complacientes bellezas que se exhiben con plena libertad.

Caudales de emociones y expresiones, brotan de tórridos paisajes
Glaciales valles contrastan con florestas o deforestaciones púbicas
Sedientas y virginales hojas, se resignan a voluntades artísticas
¿Será que el arte, sacia pasiones de ansiedades sociales?

Héctor Cediel

Versos de un aprendiz de arte

Absorto contemplo al esplendor de los sueños y de las imágenes
El imaginario se embriaga con el néctar de sus pezones, de sus pieles:
Turgentes como el oteo del anhelado vergel de expresiones artísticas.
Abasto de sensuales expresiones, indiferentes al adormilado pistilo.

La belleza de la desnudez contrasta con truenos y centellas.
Cual torrenciales tsunamis de las caderas de los enamorados:
Se deshojan primaveras de los sensuales vértices,
piafan las estructuras de los sudorosos muslos o del tímido pubis.

Algunos recuerdos bailan al ritmo musical del ambiente.
Nos adormece el sensual aroma: jazmín-rosa-floresta,
la ternura de labios, de arrulladoras expresiones y emociones,
mientras enfocadas miradas les atrapa detalles, de pies a cabeza.

Rememoro dispersas hojas otoñales y marchitas de una hembra.
Al perfumado nido al que descendía con afán, la sed con anhelo.
El esplendor de su mirada felina y de celo, cuando me posaba.
Su cuerpo expelía: ¡bellas imágenes fotográficas en cascada!

Un velo de pudor siempre cubre con recato los genitales.
Un leve temblor eriza los preciados senos o pezones.
Las miradas desnudan poco a poco: sus naturales encantos.
Se relajan los cuerpos. Se capta la hermosura de sus formas.

Piel a piel se confunde el artista con las modelos en la obra.
Retozan las caricias que transpira el vino de las composiciones.
El arte brota de las mixturas de colores sobre la paleta,
de bocetos, de trazos que se inmortalizaran sobre el lienzo.

Héctor Cediel Jr.

A UNA MODELO

A las modelos que generosamente nos permiten aprender y crecer.

Extingues la pasión en la mirada
Para no liberar la sensualidad que te habita,
ni despertar deseos hambreados con el cuerpo,
cuando los escorzos erotizan las poses y emociones.

Vives experiencias íntimas y sensibles,
Indiferentes a impulsos voluptuosos de expresiones.
Controlas la fatiga, el rubor y los latidos del cuerpo:
adormilando el tiempo, en una placida somnolencia.

El artista sorbe hasta el último detalle de tu belleza
Liba frenético: apasionadores contraluces y contrastes
Se degustan con regusto, las configuraciones que brindas
Absorbemos cual noche: ¡bellezas que se esfuman!

Es exuberante el frenesí de tu belleza.
Rebosante seducción derramada de tu cuerpo.
Sorbida y revivida por trazos en bocetos, sanguinas o carboncillos.
Mañana germinaran muchas almas al contemplarte.


Galoparan sentimientos desbordados
Del imaginario erotizado por el arte
Recobrarán vida los recuerdos transformados
Por las sensaciones carnales de tus formas


Cuantas veces turbados observamos algunos cuadros,
intentando descifrar el pensamiento del nocturnal silencio.
La nostalgia de la piel, miradas y labios congelados.
La sensualidad de la impetuosa pasión, atada a la espalda.

Testimonio de un aprendiz de arte

Cual torrente pasional, miramos a los ojos, tu cuerpo
Intentamos captar desvaríos del cuerpo llameante
Difícil controlar la ansiedad natural que nos habita
¡Las pasiones se desvanecen cuando flotas cual ola de viento!

Nos cautivan los intrépidos brillos y las luces del cuerpo
Nadie se atreve a espantar: al esplendor del atrevido silencio.
Sus perfectas figuras posan cual regias Venus con placer y misterio
Me fascinan las expresiones de la piel de la hermosura.

Ojala algún día logre imantar al placer y la sensualidad, al lienzo.
Como Omar y Darío Ortiz, Araujo Santoyo y otros, fieles a la belleza.
Haciendo burbujear las hormonas de las formas y expresiones del arte.
Exprimiendo con energía, las expresiones frescas de los cuerpos.

Me encanta el aroma que destila el alambique pagano
La miel de vellos que embriagan a texturas y empastes
Hermosos paisajes que contrastan, lo vivo con naturalezas muertas.
Técnicas mixtas que matizan, tropicales y seductoras visiones cálidas.

Una estela de recuerdos deja a su paso el raudo cometa.
Cual resonante tempestad al fusionarse vibrantes: el artista y la obra
Intentaré aspirar el vigor de los cuerpos cual Caballero o hiperrealistas.
Embriagaré la paleta con miel y sal emanadas de los sentidos.

Dibujamos modelos cual errantes solitarios en busca de sueños.
Admiramos la belleza de las rosas sin espinas, del modelo no erecto.
Anhelamos proyectar nuestras ilusiones, derramadas en inmortal obra.
Somos enamorados de emociones que se desprenden de los cuerpos.

Héctor Cediel
Al Nudismo
Poema dedicado por su aporte y trabajo, a la gestora de la Revista Nudelot

Regalémosle siempre alas a nuestros sueños e imaginaciones
Para amarnos como vinimos al mundo ¡Desnudos!
Liberándonos una a una, de todas las necias prendas
Engendremos a partir de un primer beso y abrazo
Una llamarada de recuerdos e instantes inolvidables
Vaguemos cual hojas a merced del viento, sin resistir al destino
Amémonos como la lluvia al caer del cielo sobre el suelo
Hagámonos arroyo, quebrada, rio, mar y nubes de nuevo
Para embellecer los paisajes del cielo y de la naturaleza
Venciendo miedos infundidos y tabúes necios, retorcidos
Si amarnos por querernos como nos queremos es pecado
Pequemos una y otra vez, para merecer el cielo-infierno
¡Pequemos! ¡Pecando transformamos lo bello en hermoso!
Todo lo que nace de los sentimientos y sentidos: es natural
El sol como rocío nos hará florecer como primaveras verdes
Y la desnudez es la coraza más bella del amor y del cuerpo

Héctor Cediel Bogotá-Colombia 06/04/2016

¡Tienes que ser miembro de "UniVersos Literarios" para agregar comentarios!

Join "UniVersos Literarios"