-------------

PALOMA MENSAJERA

Se marchó y se llevó con ella los recuerdos.
Algunos eran buenos y otros tantos dolorosos.
Se fue, atormentada y perseguida, se fue
con dolor y mucha pena, nada pudo retenerla.
Como paloma mensajera, desplegó las alas,
se dejó caer en una nube algodonada que
de vez en cuando se agitaba alborotada.
Y a ella se aferró, rogándole la llevara
a su destino, al lugar donde la calma,
con los brazos abiertos la esperara…
Compadecidos el sol, el viento, la luna,
el cielo gris, la noche oscura…
Compadecidos el mar, la montaña, el desierto,
los valles, las colinas, los ríos y lagos,
las estrellas, los planetas se aliaron…
Toda la naturaleza hecha fusión, para
dar cobijo, a una triste paloma herida,
herida de muerte, fallida de suerte para
tal vez ser bien recibida al regresar…
Anhelando al menos al llegar, ser bienvenida
Al otro lado del pacifico océano, esperaban
la emoción, el ansia, la cordura y templanza
de un ser que apuesta por la cálida entrega
con coraje, con esa grandeza de sentimientos
nobles, arraigados. Extasiado de deseos…
nacidos profundamente, sensibles como la piel
Y fueron sus brazos el refugio anhelado
querido, soñado…y fueron sus abrazos
el calor que destruye el frío fracaso de
no haber dado antes, un acertado paso.
Enjugó sus lágrimas la blanca paloma
se llenó de amor, de caricias, de glorias
y su pico se unió al beso de aquella rosa
Y por fin, pudo volar en libertad…
Y traer refugiado en su plumaje el deseo
inmenso de un encuentro que ha de llegar.
pues de nada sirve un viaje arrojado al olvido,
como de nada sirve, vivir encadenado, sin
alas abiertas en búsqueda de amor y paz.

Raquel Herrero






En alas plegadas de temores
En plumas azotadas por los vientos
Acurrucando en nidos tus temblores
Supiste desplegarlas en decisiones
Que brotaron esplendidas y cálidas,
Y de tu vuelo único en solitario
Creaste ahora una bandada de ilusiones
Cientos de palomas surcaran los cielos
Intuyendo la travesía que iniciaste
Seguidoras del espíritu de la madre
Sembradas en miles de palomares.
Que el primer vuelo no se olvida
y quedara alojado en la retina
blancas alas y blancas miradas
estéticamente calzadas
en botas blancas de andares nuevos.
Es tiempo nuevo que se aproxima
Para unir cantares a los silencios
Manos a las distancias
Y lagrimas ricas en sales de alegrías
Mira paloma que cosas mágicas
Pariste en tu solitario vuelo
Atraes soles y esos cantares
Que te vestirán de blanco
Y de colores, esos que
Tanto necesitas
Para ser ave en surco cóncavo
Uniendo arco iris de reencuentros.


Continúa soñando la paloma
iguales sentimientos, mismo aroma.
Ya no esconde su mirada, ya no
pliega sus alas, ya mira al horizonte
engalanada, surcando el cielo
en espera de su llegada.
Sus arrullos y alas extendidas
serán su alegre bienvenida para
ese arco iris multicolor que ahora
se refugia y espera en lejanía.

Ricardo Aronshon






miradas frente a frente y esas
lágrimas frescas de alegría.
Pasaron los tiempos de tristeza y
soledad, pasaron los tiempos de nunca
lo logrará. Es momento ahora de
recoger y sembrar. De sólidos
proyectos que reafirman la amistad
que aproximan los caminos de
recibir y de dar…
El vuelo en solitario emprendido,
en el camino encontró su par.
Por suerte y gracia su destino,
ya no tiene marcha atrás…


Raquel Herrero

¡Tienes que ser miembro de "UniVersos Literarios" para agregar comentarios!

Join "UniVersos Literarios"

Comentarios

  • Sutil compenetración,delicada armonía en el eslabonamiento de la metáfora esencial. Muy buen trabajo. Luis
This reply was deleted.