-------------

DIVAGACION BIPOLAR SOBRE LA DEPRESION


Hace unos días, una amiga me escribió muy preocupada por la salud mental de un gran amigo. Quizás el temor o sentimiento de culpa la impulsó a buscar en mí un apoyo o quizás una idea brillante, para rescatar a nuestro amigo de ese absurdo infierno. Pienso que existen suicidas profesionales, o sea: Manipuladores profesionales de la enfermedad y quizás, hasta yo mismo he sido uno de ellos, como otro tanto de esa legión de bastardos que intentamos generar lastima o consideración en ciertos períodos de nuestras vidas. El que desea suicidarse, jamás anda con paños de aguas tibias o por senderos: simplemente va a lo que va y lo hace. Desafortunadamente esta podría ser unas de las enfermedades catástrofe del nuevo milenio y del siglo pasado, ya que la maniaco-depresión se disparó quizás, a causa del stress, de tantos factores psico socio económicos que bombardean al hombre desde su niñez…
Eso estados de tristeza, esas ganas de llorar por llorar, ese estado permanente de cansancio, no son síntomas fortuitos. Todo en la vida tiene una razón de ser… raíces que muchas veces se remontan a imágenes silenciadas, a recuerdos callados o atragantados por años. Aparentemente pueden ser válvulas de escape manipuladas, o simplemente se puede pensar que acostándose a soñar soluciones, estas se darán por milagro o casualidad. Para que las soluciones o las cosas buenas se den, debemos actuar. De una buena actitud mental positiva, dependen muchas de las ansiadas soluciones.
El mal dormir, ese desesperante insomnio, esa desesperante fatiga que nos impide ser emprendedores o proactivos, esa desesperante perdida de energía que hace que no actuemos o busquemos oportunidades laborales… son más que síntomas de una persona fracasada. Esa pérdida de peso o subida absurda, esa mala alimentación o esa hambruna desaforada que con nada saciamos… esa mala alimentación a deshoras… quizás con paquetes chatarra o frituras ricas en colesterol… esas pérdidas de concentración que nos impiden ser eficientes en el estudio y peor aún: esa indiferencia o disminución en el deseo sexual… no solo puede repercutir en un fracaso de pareja, sino en ideas de muerte… Desafortunadamente algunas personas jamás lo expresan… y amanecen suicidadas un día cualquiera… otras simplemente toman pastillas para llamar la atención, para lanzar un S.O.S, o morir sin atrofiar su belleza y por eso, es el medio o la opción más elegida por las mujeres. El problema no es el suicidio en sí, esa carga de sentimientos de culpa con los que a veces se castiga injustamente a una familia, sino los efectos secundarios y de por vida con los que tiene sufrir de por vida el enfermo o mal suicida, como daños en los riñones irreversibles… o en su sistema nervioso.
En estos períodos es común la búsqueda desesperada de Dios, de un Dios y vemos como se cae en un fanatismo religioso o se es fácilmente presa de todos esos pastores o religiosos, que han hecho de la fe, verdaderas corporaciones financieras… quizás después de un nuevo o gran desencanto, renazca ese deseo de morir… y algunos se quedan… pero queda otra interrogante: ¿Es el suicida una persona valerosa de admirar o un estúpido y gran cobarde? Depende. Todo es relativo y circunstancial. Hay suicidas de admirar, así como cobardes, a quienes el instinto de conservación les ha regalado segundas y terceras o más oportunidades al sobrevivir… Desafortunadamente la buena fortuna no siempre nos acompaña…
Se dice que 1 de cada 7 personas han vivido momentos de depresión en sus vidas… parece natural y muchos hemos aprendido a convivir o a superar estos estados depresivos… hay que saberlos manejar a veces con ayuda profesional, medicamentos o actividades deportivas, literatura, poesía, pintura o actividades que nos hagan sentir realizados o útiles. Hasta la caridad o los voluntariados son una buena opción.
Esa melancolía que nos genera inmovilidad, insomnio, irritabilidad o desesperanza, bien manejada puede ser productiva y especialmente en los artistas. Las manías o esos estados de ánimo exaltado o explosivas a nivel de energía, bien canalizadas o utilizadas nos permiten ser más productivos, emprender grandes proyectos, cuidándonos de no creernos los salvadores del mundo, los que creamos formulas mágicas para solucionar problemas mundiales, dioses o Jesucristos… ni candidatos políticos a presidencias…porque entonces si necesitamos de ayuda profesional urgente y por qué no, de una hospitalización.
Ya que hablamos de hospitalización vale decir que nunca se tome como algo vergonzoso, digno de ocultar o de esconder de la historia familiar. Somos un complejo laboratorio orgánico, fácil de descompensar y que debe recibir mantenimiento… somos todo un complejo químico… y a veces nos desequilibramos…que la serotonina, que los neurotransmisores… en fin… si un vehículo por sofisticado que sea, como puede ser un F-1 necesita de mantenimiento y falla… que podemos decir de ese complejo organismo… que es producido por millones y con características muy particulares o individuales?
Pienso que todos de cierta manera somos bipolares en mayor o menor grado y de ahí, que pudiéramos clasificarnos de 1 a 100 casi todas las personas… pero por que nos deprimimos?
Es fácil culpar a las herencias genéticas o heredadas, pero existen muchos factores sociales… no deprimen ¿los noticieros? ¿Las peleas familiares? ¿El estudio o la falta de trabajo? ¿Las relaciones amorosas y sus conflictos? Quizás los desbalances hormonales? ¿Los miedos o tabús que heredamos en todo sentido? Quizás exista demasiada verdad en ese refrán que dice que somos los artífices de nuestro destino… toda acción genera una consecuencia… somos lo que construimos o debemos padecer o pagar el precio por lo que destruimos o por culpa de nuestros malos pasos… Todo se puede hacer… pero la vida, tarde o temprano pasa su cuenta de cobro… Nada es fortuito… Si cerramos los ojos, siempre encontraremos la razón… que nos negamos a aceptar conscientemente… Otro fenómeno hoy en día, es que los jóvenes profesionales y muchas personas no nos atrevemos a cortar con los cordones umbilicales que nos apresan a nuestras familias… nos convertimos en lastres… confundimos el apoyo con una sobreprotección castradora de muchos padres… también hay esposos o esposas castradoras… puestos de trabajo castradores…amistades castradoras… y encontramos una legión de castrados o de idiotas útiles… que van o vamos acumulando odios o resentimientos...hasta que explotamos… entonces… se busca o hay que buscar un culpable… y nada mejor que echarle la culpa a los nervios… se pueden superar estas crisis con tratamientos o medicinas… pero la semilla del problema o de ese cáncer…sigue ahí… quizás invernando por un buen tiempo.
Tampoco pienso que un estado unipolar sea lo ideal… y por eso a veces no nos explicamos como personas extrovertidas y felices… que lo tienen todo o que no deben preocuparse de nada, caen o hemos caído en crisis depresivas… así pensemos que las mujeres por tener dos veces mayor posibilidad de ser depresivas son las que predominan por culpa de sus estados o descomposiciones hormonales, nunca nos consideremos supermanes e inmunes a estas crisis… Simplemente analicemos las razones que a veces nos conducen a esas pérdidas de interés por lo que nos producía placer…y seguro que encontraremos una respuesta… muchas veces es lo emotivo, lo amoroso, lo sexual… pero aprendamos a ser realistas… solo se ama o se tiene un gran amor en la vida…hay personas que tienen dos o tres y serían muy afortunadas o confirman la regla; el amor dura lo que tiene que durar, puede ser una noche, un día, una semana, meses, años o toda una vida… nadie es único ni única… siempre habrán y existirán muchas personas maravillosas… pero desafortunadamente, pocas veces buscamos en donde debemos buscar o simplemente no somos capaces de decirle basta a esas relaciones que enferman o perjudican. Recuerdo que un día una amiga acababa de quedar viuda y vino a mi desesperada…la escuche y al final le dije… tranquila amiga, que yo se lo entierro… y solucionada su crisis… Lo que pasa es que nos hemos acostumbrado a ser muy exigentes por culpa del consumismo y eso es un gran error. Preocúpese por tener una pequeña empresa, genere una pequeña fortuna, busque una pequeña casa y una pequeña finca… tómese de vez en cuando unas pequeñas vacaciones y tenga siempre en su corazón y en su vida a una hermosa pequeña… ¿ves como para ser felices, solo necesitamos de pequeñeces? Ahora si usted no tiene estas pequeñas cosas… ¡Deprímase!
¿Siente sentimientos de culpa? ¿Quién no ha sido un hijo de puta con sus padres o su pareja? El despertar tarde… el ver la realidad… el tocar fondo a veces en algún vicio… o económicamente… generan depresión… Desafortunadamente muchas personas fuimos gocetas… hasta utilizamos personas… o actuamos como gigolós… y la vida pasa cuentas de cobro… nada es fortuito, querido amigo o amiga. Muchos creímos ser maestros en el arte del camuflaje, expertos en manejar disfraces, máscaras... Antifaces… pero la vida termina por quitarnos esas caretas… y nos vamos quedando solos… abandonados…solitarios o mejor ignorados y despreciados… entonces: ¡qué mejor que una crisis nerviosa! Por eso, en gran parte pienso que muchos enfermos mentales no hemos sido más que afortunados hijos de puta…que recibimos más de lo merecido, sin ganarlo… si usted no aprende a sembrar con amor… prepárese para terminar en un asilo para ancianos y en el peor de los casos: de caridad.
La ansiedad le hará daño a nivel de cefaleas o dolores de cabeza desesperantes, sentirá reseca la boca, una gran agitación psicomotriz…en ninguna parte se hallará o encontrara sosiego, una gran ansiedad psíquica… hablara sin coordinación…tomara decisiones apresuradas y erradas en la mayoría… y pensara en el suicidio… en muchos casos hasta lo justifico… una amiga se subió a una montaña…dizque se iba a tirar… frente al precipicio se proyectaba un paisaje hermoso… regreso bronceada y que había gozado de unas horas de sexo maravillosas…por eso repito: Todo es relativo… Gócese la bipolaridad si es artista…preferible si es pintor o escritor… es como sacarle jugo a lo negativo de la enfermedad. Aprenda a aceptar el amor, el apoyo o la amabilidad de familiares o amistades… ¡No patee la lonchera!
Un consejo: Evite ver los noticieros… no sea masoquista… ¡no se haga más daño!!! La vida es como un columpio…siempre y en todas las épocas existirán momentos buenos y malos para unos y otros… y sobre todo: No se olvide de vivir… y arrepentirse tarde de los errores cometidos es absurdo… así se lloren lágrimas de cocodrilo… Vida solo hay una…se especula mucho… pero nadie puede dar testimonio… simplemente es un misterio… las especulaciones filosóficas son bonitas…pero al final solo son especulaciones… o habladurías intelectuales de mierda.
Tampoco se sienta culpable… somos animales y a veces actuamos por instintos..aun no bien domados o dominados… somos como un complejo laboratorio y nos descompensamos fácilmente… piense en los millones de células o neurotransmisores…algo debe fallar y ninguno nace con chips garantizados de por vida… cuando se sienta mal… simplemente busque ayuda, para no perjudicar su calidad de vida…en ningún caso una depresión de más de dos semanas es buena… Tampoco espere milagros inmediatos con los tratamientos o medicinas… los organismos tienen que asimilar a las drogas… y recuerde: Todos de mayor o menor grado, somos bipolares… pero ponga de su parte desde ahora, no sea que le pase lo del enfermo que entra en crisis… cuenta toda su tragedia o historia… y al final le pregunta al doctor: ¿Usted cree que soy bipolar? Y el asombrado le contesta: ¡Qué va! ¡Usted lo que es, es que es un hijo de puta! Ahora mi pregunta sería: ¿Qué es usted?
Héctor Julio Cediel G

¡Tienes que ser miembro de "UniVersos Literarios" para agregar comentarios!

Join "UniVersos Literarios"